Para ministro, asociación con BNDES en Internet de las Cosas puede transformar el Brasil

Categoria
- 12/12/2016

Brasil empieza a prepararse efectivamente para entrar en la corrida mundial en Internet de las Cosas a partir de este Lunes (12). La declaración es del ministro de la Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones, Gilberto Kassab, que firmó un acuerdo de cooperación técnica con la presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Maria Silvia Bastos Marques. En la ocasión, el gobierno federal aún lanzó una consulta pública.

 “Hoy y aquí, realizamos un evento e iniciamos un convenio que causarán importantes transformaciones en nuestro país, sea desde el punto de vista público, en prácticas de gobernanza, sea desde el punto de vista privado, por los impactos esperados en las empresas”, dijo Kassab, durante solemnidad en Rio de Janeiro, en referencia al acuerdo que consolida la asociación estratégica de las instituciones para elaborar el Plan Nacional de Internet de las Cosas, en construcción por una cámara interministerial coordinada por el MCTIC.

La primera acción de la asociación es la realización de un estudio técnico por un consorcio formado por las consultorías McKinsey y Pereira Neto y por el Centro de Investigación y Desarrollo en Telecomunicaciones (CPqD), con apoyo financiero del BNDES, para diagnosticar el escenario nacional y proponer políticas públicas en Internet de las Cosas (IoT, en la sigla en inglés).

El ministro clasificó la evolución de la tecnología como un posible marco en la historia de la humanidad. “Diversos países ya avanzaron bastante, y Brasil, de aquí adelante, empieza también a organizarse para que, mediante el Internet de las Cosas, se pueda subir ese escalón de nuestro futuro”, apuntó. “Es una transformación muy radical, que sucede en todo el mundo, alterando la vida cotidiana de todos nosotros y la eficiencia de las acciones gubernamentales.”

IoT es la tendencia tecnología de conectar digitalmente objetos del día a día, como aparatos electrodomésticos, máquinas industriales y medios de transporte, que pasan a cambiar datos entre ellos y a moldearse al comportamiento de las personas. Eso permite el monitoreo y la gestión de los dispositivos vía software, a fin de aumentar la eficiencia de sistemas y procesos, habilitar nuevos servicios y mejorar la calidad de vida de las personas.

Contribución

El secretario de Política de Informática del MCTIC, Maximiliano Martinhão, he comentado acerca de la consulta pública, abierta hasta 16 de enero en la página www.participa.br/cpiot (link is external). La investigación busca identificar tópicos clave para la viabilización de IoT en Brasil, que deben considerarse y evaluarse en fase de diagnóstico. Una fase adicional debe lanzarse futuramente, con enfoque en la priorización de segmentos de aplicaciones y en la construcción de planes de acción.

En la visión del secretario, ese proceso “realmente puede modificar nuestra industria, la prestación de servicios y el desarrollo del sector de tecnologías de la información y comunicación”. Martinhão coordina la Cámara IoT, colegiado responsable para subsidiar la formulación de políticas públicas federales.

El Plan Nacional de Internet de las Cosas debe concluirse en 2017. Además de las consultas públicas, la política en construcción puede recibir elementos del estudio del BNDES, que tiene por objetivo estructurar una agenda estratégica que direccione las principales barreras y oportunidades para que Brasil pueda aprovechar la ventana de oportunidad en esa área de investigación.

Fuente: MCTIC

;