Nueva tecnología para enriquecer las clases

Categoria
- 14/03/2016

Creada por una colaboración entre la Red Nacional de Educación y Investigación (RNP) y la Universidad Federal de Maranhão (UFMA), una nueva herramienta tecnológica permite la creación y exhibición colaborativa de contenido multimedia interactivo, para uso en salas de clases y educación a distancia. Se trata de la VoA, Herramienta Multimedia para Creación de Vídeos como Objeto de Aprendizaje, tecnología protegida por programa de computadora en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (Inpi), en mayo del 2015.

Las herramientas tecnológicas se han mostrado eficaces en la enseñanza, ayudando la relación entre profesor y alumno, además de hacer el proceso de aprendizaje más atractivo. No obstante, crear contenidos elaborados para uso educacional acostumbra demandar tiempo y mano de obra especializada – como programadores, diseñadores, pedagogos y profesores, lo que genera un alto costo de producción. La herramienta VoA tiene como objetivo minimizar estos factores limitantes y permite que los propios educadores sean autores de sus clases multimedia.

En el interior de Maranhão, en la ciudad de Urbano Santos, el profesor Carlos de Salles, de la UFMA, presentó a los educadores de la Enseñanza Primaria la nueva tecnología. Salles y otros tres miembros del grupo que desarrolló la VoA se sorprendieron con el resultado del material producido por los 12 profesores marañenses. “La herramienta alcanzó muy bien el propósito para el cual fue creada, que es utilizar la capacidad creativa de los profesores en el desarrollo de los propios contenidos”, resalta el profesor.

La tecnología permite al educador enriquecer el contenido con imágenes, audios y textos, de manera intuitiva. El proyecto además prevé que, en el futuro, los vídeos producidos puedan ser editados por otros usuarios, en un proceso colaborativo de producción de contenido multimedia.

La herramienta VoA fue desarrollada en el Programa de Grupos de Trabajo de la RNP, una colaboración de la organización con la comunidad científica. Y esta experiencia fue tan exitosa, que los alumnos de maestría del profesor Carlos de Salles, que ayudaron a desarrollar el proyecto, ya incubaron una nueva empresa de base tecnológica, la Mediabox. Por medio de un contrato de licenciamiento, de acuerdo con la Política de Propiedad Intelectual de la RNP, fue concedido a Mediabox el derecho de uso y explotación de la tecnología para fines comerciales. La startup deberá comercializar la herramienta como producto (bien o servicio), generando indicadores de innovación, empleo y renta, además de mantener la tecnología en constante evolución.

;