Internet de altísima velocidad conecta las instituciones en Paraíba, Pernambuco y Rio Grande do Norte

Categoria
- 10/07/2018

Hace siete años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera el acceso a internet como un derecho humano, pues la información debe estar al alcance de todos. Y, como en este mismo período, las demandas por conexión aumentaron exponencialmente, la comunidad mundial de investigación en redes de computadoras sigue en trabajo constante para que los accesos sean cada vez más democratizados. En Brasil, un ejemplo es lo que se realiza en el Nordeste del país. El segundo trimestre de 2018, se puso en operación conexiones de altísima velocidad que beneficiaron a los estados de Pernambuco, Paraíba y Rio Grande do Norte.

Esas conexiones forman parte de la nueva infraestructura de internet académica en Brasil, que se construyó en asociación con Chesf y se la opera la Red Nacional de Educación e Investigación (RNP), nombrada de red Ipê, la que interconecta instituciones de educación universitaria e investigación en todo el país, entre ellas universidades, hospitales universitarios e institutos de investigación de todos los estados. El director de Ingeniería y Operaciones de la RNP, Eduardo Grizendi, explica el potencial de tales conexiones. “Por estar presente en todo el territorio del nordeste, Chesf nos permite conectar diversas instituciones en el interior. Así, asumimos la responsabilidad y el compromiso de proporcionar una conexión de más cualidad a nuestras instituciones en Nordeste brasileño”, dice Grizendi.

El acuerdo celebrado entre la RNP y la Compañía Hidroeléctrica del São Francisco (Chesf) apoya a la evolución tecnológica de la red académica nacional y tiene como soporte las fibras ópticas de las líneas de transmisión eléctrica de la compañía. Esta asociación tiene una duración de 20 años y recibe inversiones del Programa Nordeste Conectado, del Ministerio de Educación (MEC), que apalanca el acceso a la banda ancha, sobre todo, en las ciudades del interior del Nordeste, con enfoque en la educación y la investigación.

Entre las instituciones ya conectadas por la red Ipê que se utilizan de esta nueva infraestructura, está la Universidad Federal de Campina Grande (UFCG), la cual también se beneficiará de Internet a alta velocidad. El profesor del Departamento de Sistemas y Computación del Centro de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad, Francisco Brasileiro, cree que los principales beneficios para las actividades de educación están relacionados con la posibilidad de ampliar el uso de telepresencia y la posibilidad del intercambio académico a distancia entre las diversas instituciones educativas del país. "Desde el punto de vista de la investigación, el aumento de la capacidad de la red Ipê hace viable el acceso y el intercambio de grandes masas de datos, cada día más comunes en la metodología científica usada por grupos de investigación de las más diversas áreas de conocimiento", comenta Brasileiro.

Las asociaciones firmadas por la RNP para promover la evolución de la infraestructura de la red Ipê aseguran el crecimiento prácticamente ilimitado de la velocidad de Internet académica no sólo para uso en aplicaciones básicas como la navegación web, correo electrónico y transferencia de archivos, sino también para el desarrollo de nuevos servicios especializados y proyectos científicos y de experimentación de nuevas tecnologías y aplicaciones.

Para la primera fase del acuerdo RNP-Chesf, se prevé también la conclusión y la entrega, a finales de este mes, de otras cuatro conexiones de altísima velocidad en 100 Gbps en el Nordeste: de Fortaleza a Natal, de Recife a Maceió, Maceió a Aracaju y de Aracaju a Salvador. En total, 28 campi de instituciones federales de 19 ciudades en el interior de esos estados de nordeste se beneficiarán directamente con velocidades a partir de 1 Gbps.

Hasta fines de 2019, en una segunda fase del proyecto, otras rutas similares también entrarán en operación, entre Fortaleza (CE), Teresina (PI), Petrolina (PE), Juazeiro (BA), Senhor do Bonfim (BA) y Salvador (BA), extendiendo el beneficio a otras 77 ciudades del interior del Nordeste.

El incremento de la capacidad de la red Ipê en el Nordeste también beneficia, de forma general, a todas las instituciones conectadas a los Puntos de Presencia (PoPs) de la RNP en las capitales de esos estados. Se podrá también llevar esta capacidad de altísimo desempeño a otras localidades del interior, además de aquellas ya contempladas por la asociación RNP-Chesf, a partir de proyectos emprendidos entre la RNP y los gobiernos estatales.

;