Sesión del SIG COVID19 BR debate los desafíos de la emergencia pediátrica en la pandemia

- 02/10/2020

En la sesión del 28/9, el SIG COVID19 BR, de la Rede Universitária de Telemedicina (RUTE) promovió un debate sobre los desafíos de la emergencia pediátrica en la pandemia, con la presentación de la Profa. Dra. Andréa Fraga, médica de emergencia pediátrica del Departamento de Pediatria da FCM-Unicamp, y moderación de los coordinadores del grupo Profa. Dra. Evelyn Eisenstein y Dr. Luiz Ary Messina.

En la introducción de su ponencia, la Dra. Andrea mostró lo que se hizo en la sala de emergencias del hospital de la Unicamp en preparación para recibir a los niños durante la pandemia del nuevo coronavirus, como por ejemplo, la instalación de carpas externas para recibir y seleccionar a los pacientes con sospecha de covid y capacitaciones con el equipo médico y staff. La estructuración se basó íntegramente en las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Sociedade Brasileira de Pediatria (SBP).

“Siempre intercedimos por la atención de emergencia. Empezamos a ser mucho más penetrante en esta evaluación sistematizada para no dejar pasar ningún caso de sospecha de gravedad. Queríamos identificar precozmente para inmediatamente proponer el aislamiento, intentar diagnosticar lo antes posible y, obviamente, intervenir”, dijo la pediatra.

Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (SIM-P)


Enseguida, la médica abordó el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico, que sorprendió al área de la salud en todo el mundo. Si bien todo el mundo pensaba que los pacientes sospechosos de estar infectados serían los de afecciones respiratorias, esto no es lo que sucedió. Comenzaron a aparecer casos recurrentes de niños y adolescentes con dolores abdominales, diarrea, vómitos, fiebre, rashs cutáneos y conjuntivitis, como síntomas consecuentes del Covid-19.

El escenario condujo a la asociación con la enfermedad de Kawasaki y se comenzaron a realizar investigaciones, llegando al descubrimiento de SIM, en la que existe una predisposición genética, una relación causal con Sars-COV-2 y, al parecer, es una enfermedad inmunomediada, donde el virus es el desencadenante. Hasta agosto, se habían notificado 197 casos en Brasil.

“El tratamiento es multidisciplinario. Varios profesionales reunieron su experiencia para poder tratar a un paciente víctima de esta condición. Hay que estar atento a la rápida evolución clínica y al agravamiento de la enfermedad. No es una enfermedad de larga duración. Los casos evolucionan rápidamente, por lo que nos corresponde a nosotros, cuando estamos observando a este paciente, estar atentos al deterioro. Por eso, el mejor lugar para los pacientes con este síndrome son los cuidados intensivos”, enfatizó la Dr. Andréa.

Assista à sessão na íntegraSaiba mais sobre o SIG COVID19 BR

;