Proyecto entrega soluciones de seguridad en la nube para la sociedad

El día 14/3, se llevó a cabo la evaluación final del SecureCloud, proyecto desarrollado en el ámbito de la 3ª Convocatoria Coordinada BR-EU, con enfoque en la seguridad para aplicaciones en la nube.  La iniciativa concluyó su ciclo en el programa de las Convocatorias Coordinadas BR-UE de forma positiva, de acuerdo con el análisis de los evaluadores y coordinadores de la Comisión Europea y del Centro de Pesquisa e Desenvolvimento em Tecnologias Digitais para Informação e Comunicação (CTIC/RNP), que representa el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC). El evento se llevó a cabo en Lactec, en Curitiba.

El SecureCloud ha desarrollado soluciones de seguridad para aplicaciones en la nube, para ofrecer garantías y protección contraataques de usuarios maliciosos, por medio de una solución personalizable, modular, flexible e interoperable. Basado en una tecnología reciente, desarrollada en hardware por Intel, denominada SGX, el proyecto ofrece diversos de microservicios para el desarrollo de aplicaciones seguras en la nube, inclusive las de big data. Estos factores hacen que la iniciativa sea aplicable a la seguridad de informaciones en diferentes escenarios, como privacidad de usuarios de servicios en la nube, como streaming de música y vídeo, protección de informaciones sensitivas de pacientes en ambientes de salud y usuarios de medidores eléctricos inteligentes.

“El impacto de ese proyecto en la sociedad es sorprendente. Las empresas del sector de computación en la nube participantes del consorcio ya han incorporado partes de las soluciones desarrolladas en sus sistemas, se creó una empresa emergente debido a los resultados del proyecto y la propia Operadora Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) está estudiando la adopción de soluciones de SecureCloud”, subrayó el coordinador del CTIC, Wanderson Paim.

Evaluación por metas y objetivos

En el proceso de evaluación, se verificó si el proyecto logró las metas y objetivos previstos en la propuesta aprobada, además de otros criterios, como de integración de las soluciones desarrolladas y la sinergia entre los equipos brasileños y europeos. “El alcance de esos resultados exigió mucho esfuerzo de coordinación e investigación, ya que el proyecto involucró 14 instituciones, fueron seis empresas, seis universidades y dos institutos de investigación distribuidos en Brasil y Europa. Sólo en Brasil fueron contratados 60 investigadores becados, además del equipo voluntario que trabaja en las empresas. Es decir, además del reto tecnológico y de investigación, el proyecto logró explorar bien la sinergia entre las diferentes culturas y realidades, acomodando las expectativas y superando las diferencias de idioma, distancia y huso horario, que son retos característicos de los proyectos de cooperación internacional”, subrayó Paim.

Historial del Proyecto

Uno de los integrantes de SecureCloud es el profesor de Universidade Federal de Campina Grande (UFCG), Andrey Brito. Él explicó que algunos aliados brasileños, como la Universidade Tecnológica Federal do Paraná (UTFPR) y la UFCG, estaban cooperando informalmente con otros aliados europeos – Technische Universität de Dresde y la Universidad de Neuchâtel. Para el grupo, el lanzamiento de la 3ª Convocatoria Coordinada BR-UE ha logrado consolidar el proyecto.

“Teníamos muchas ideas prometedoras, pero faltaba un mecanismo para fortalecer y consolidar la cooperación. La 3ª convocatoria coincidió perfectamente con este objetivo. Con ella, hemos logrado incluir otros aliados que estaban trabajando en áreas relacionadas y que podían ayudar a viabilizar un alcance más completo, incluyendo desde la tecnología básica para computación confidencial hasta los servicios de big data y las aplicaciones utilizando requisitos y datos reales. Decenas de jóvenes investigadores pudieron adquirir una valiosa experiencia de trabajo cooperativo a nivel internacional. Y los grupos existentes lograron ampliar sus conocimientos en una subárea estratégica de la computación en la nube, que hasta entonces no era dominada en Brasil”, subrayó.

Sobre perspectivas de futuro, Brito explica que participar de la 3ª convocatoria viabilizó que otros proyectos sean elaborados dentro del SecureCloud. “Ellos ampliarán la investigación, también ampliando el alcance de los resultados actuales por medio de actividades de diseminación. Y además de nuevos proyectos de investigación, una empresa emergente (SCONTAIN) ya está en operación y empresas aliadas (como ChocolateCloud y CloudSigma) ya han incluido tecnologías resultantes del proyecto en productos que en breve estarán en el mercado”, finalizó.

Para más informaciones sobre el proyecto, visite: www.securecloudproject.eu.