Nueva herramienta automatiza la repatriación de datos de biodiversidad

Categoria
- 12/08/2016

Lanzado en noviembre de 2014, el Sistema de Información sobre la Biodiversidad Brasileña (SiBBr) es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC) y fue considerada el primer paso para que Brasil consolide una infraestructura nacional de datos y contenidos en biodiversidad. Recién, implementó un sistema capaz de recobrar todos los registros de manera automatizada, lo que va a acelerar la repatriación de datos. Solo en el primer día, 850.491 nuevos registros que estaban en el Sistema Global de Información sobre Biodiversidad (GBIF, por su sigla en inglés) fueron repatriados. Invitamos a la directora general del sistema, Andrea Portela, para conversar sobre la nueva herramienta y la plataforma SiBBr.

¿Cuándo la nueva herramienta de repatriación de datos fue creada y cuál su principal objetivo?

Fue creada hace poco tiempo por el propio equipo del SiBBr, para automatizar aquí en Brasil el proceso de busca e indexación de datos sobre la biodiversidad brasileña, disponibles por instituciones extranjeras directamente en el GBIF. Antes era realizado un proceso manual de busca e indexación de datos que demoraba bastante. La herramienta que desarrollamos hace esto de forma automatizada, repatria los datos y suministra en el SiBBr a medida en que son colocados en los sistemas que proveen datos al GBIF.

¿Cómo la comunidad científica ha recibido la iniciativa del SiBBr?

Hemos hecho un enorme trabajo de concienciación sobre el SiBBr, sus objetivos, perspectivas y formas de implementación. Hoy, podemos decir con satisfacción que estamos en un proceso de movilización de datos que por su porte es inédito en Brasil. El foco es informatizar y calificar datos a partir (Pero no solo) de colecciones biológicas, desde instituciones centenarias hasta las más recientes. Crecemos, en menos de dos años, de una base de 500 mil registros para más de 6 millones, solo en ocurrencia de especies. Tenemos por lo menos más de 2,5 millones de registros listos y en proceso de indexación para ser visualizados en la base. Hasta diciembre de este año, tendremos entre 9 y 10 millones de registros. Esto solo es posible por la alianza con la comunidad científica. Recibimos mensualmente muchas invitaciones para charlas sobre el SiBBr, así como pedidos de apoyo a la informatización y disponibilidad de datos por la comunidad científica.

¿Cuál la importancia de los aliados, como RNP, en este proyecto?

Las alianzas son el cerne del SiBBr. Las necesitamos para implementar el sistema, dar escala al proceso de movilización de datos, generar información personalizada y desarrollar e implementar herramientas y servicios. RNP junto al LNCC (Laboratorio Nacional de Computación Científica) fueron y siguen siendo las bases del SiBBr, dándonos condiciones básicas de mantener la excelente infraestructura de tecnología de información que está en implementación.

¿Y cuáles las perspectivas para el futuro de SiBBr?

Es impresionante como la perspectiva de futuro evoluciona y se modifica a medida en que construimos los puentes de confianza. SiBBr no nació para ser solo un sistema agregador de datos de ocurrencia de especies. Actualmente, el sistema ya alcanzó un grado de madurez en que estamos diversificando la oferta de servicios. Desde julio, tendremos, a ejemplo de la herramienta de repatriación de datos, el desarrollo de servicios que podrán ser consumidos en la página del SiBBr. Estamos realizando las alianzas y trabajando en el desarrollo de funcionalidades que elevan el uso del SiBBr más allá de las informaciones que consideramos básicas (Como las informaciones sobre riqueza y diversidad de especies). Por esto, 2017 será un año de grandes transformaciones y de enorme crecimiento para el sistema.

Foto: José Sabino.

;