Compruebe las tendencias en arquitecturas de redes globales para la colaboración científica

- 10/04/2018

La Global Network Architecture (GNA), desarrollada por una comunidad internacional de redes académicas, busca maneras de hacer más eficaces las inversiones realizadas en infraestructura de redes. Brasil participa de esa iniciativa mediante la RNP. La GNA tiene el objetivo de definir una arquitectura de referencia para las redes académicas y oficinas de financiación, que puedan atender a las iniciativas de redes de investigación y educación en escala global.

En 2017, la GNA publicó un conjunto de seis documentos, denominado Global Network Architecture Reference v1.0, que describe la arquitectura de referencia. Además, publicó también tres artículos, un proceso para conformidad para la primera fase de implantación y una propuesta de que sería la versión 2.0 de la arquitectura, también en desarrollo.

La próxima fase de la GNA tiene el objetivo  de ampliar aspectos de la infraestructura y de los servicios ofrecidos en la versión 1.0, como por ejemplo, en monitoreo y mediciones más completas de infraestructura y servicios, conectividad en transferencias fin a fin, y nuevos modelos de servicios en automación, seguridad y autenticación, virtualización de funciones de red (NFV); entre otros.

La RNP publicó un documento que describe algunas tendencias en la comunicación académica internacional de interese de los brasileños, y las propuestas presentadas para hacer tal comunicación más abarcadora, eficaz y de costo aceptable. Vea alguna de ellas:

Compartición de observatorios y laboratorios científicos

Una de las grandes demandas de tráfico en redes académicas es la compartición de observatorios y laboratorios científicos, así como los datos allí observados o generados. Un ejemplo es el uso de observatorios astronómicos en Chile por proyectos internacionales de los EE.UU., de Europa y de Japón. Actualmente, la capacidad astronómica de Chile se ampliará con la construcción de Large Synoptic Survey Telescope (LSST), previsto para ser puesto en marcha en 2021, y diversos telescopios ópticos y de radio que pertenecen al Observatorio Europeo del Sur (ESO).

Colaboración internacional en la adquisición de cables submarinos

Las inversiones para la adquisición de las nuevas infraestructuras de comunicación, especialmente cables submarinos, requieren cada vez más la colaboración internacional. Para asegurar el acceso de científicos europeos a los observatorios de Chile, y también a la base espacial de Kourou en Guayana Francesa, se lanzó el proyecto Bella (Building European link to Latin America), que tiene el objetivo de proveer una conexión directa de alta capacidad entre Portugal y Fortaleza, Ceará. Esa conexión se hará a través del futuro cable submarino Ellalink, que será extendido por conexión terrestre hasta el Chile y otros países en América Latina, pasando por el territorio brasileño hasta el límite con Argentina.

Lee el documento completo “La arquitectura de interconexión global de la red académica brasileña”.

;