Proyecto Alumnos Conectados del MEC lleva internet para que más de 128.000 estudiantes puedan continuar estudiando

- 05/02/2021

Si, a principios de año, alguien le dijera a la estudiante Daiane Brabo que tendría que cursar el tercer y último semestre del curso de Técnico en Agropecuaria, en el Instituto Federal do Pará (IFPA), de forma remota, viendo las clases por celular, no solo se sorprendería, como todos los afectados por la pandemia de la Covid-19. Ella también estaría preocupada. La joven, de 22 años, hija de agricultores familiares, no tiene internet en casa y no podría acceder a los contenidos educativos que brinda la institución donde estudia. "Vengo de una familia muy pobre, no estamos en condiciones de instalar Wi-Fi en casa, ni cargar crédito en el teléfono todas las semanas", explica.

Pero incluso sin avisar, la pandemia llegó. Incluso donde vive Daiane, en Breves, un municipio del archipiélago de Marajó, a unos 221 km de la capital Belém, en el Estado de Pará. Para asistir a clases online, la estudiante contaba con una señal de internet cedida por una vecina. Contaba, en el pasado. Porque hoy, la estudiante incluida en el Proyecto Alumnos Conectados, del Ministerio de Educación (MEC), tiene disponible internet móvil para continuar sus estudios.

Daiane Brabo recibió uno de los 128.384 chips entregados por lRede Nacional de Ensino e Pesquisa (RNP) a 94 universidades e institutos federales, ya que el proyecto recorrió todo Brasil para brindar internet gratuito a estudiantes en situación de vulnerabilidad socioeconómica inscritos en instituciones de educación superior de la federal. 

“Vivimos en una región muy pobre. En este momento de pandemia, cuando no podemos estar presencialmente en la institución, este chip llegó para minimizar nuestras dificultades. Los chips proporcionados por MEC son maravillosos. ¡Internet es muy buena! Podemos acceder a las clases online sin interrupciones, mantener nuestras actividades actualizadas y satisfacer nuestras necesidades como estudiantes. ¡Esto es muy importante! Como sabemos que al final del plan se renueva automáticamente, sabemos que no nos quedaremos sin internet”, elogia la estudiante del curso Técnico en Agricultura.

Daiane-Brabo---Nossas-histórias

 

Vea el vídeo con la estudiante.

Además de posibilitar que los estudiantes continúen sus actividades académicas remotamente, el proyecto contribuye a democratizar el acceso a la educación, impulsar la inclusión digital y reducir las desigualdades en el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), especialmente en las áreas más alejadas de los grandes centros, donde la oferta de Internet todavía es incipiente. Esta es una realidad muy común donde vive Daiane. Tuvo que emigrar del campo para vivir en Breves, para estudiar, tan pronto como ingresó a la Escuela Secundaria. Pero muchos de sus colegas, en IFPA viven en las regiones del interior o son parte de poblaciones ribereñas. En la región Norte, la menos conectada del país, además de la vulnerabilidad socioeconómica, la distancia y el acceso obstaculizados por extensos ríos refuerzan la necesidad del proyecto que encabeza el MEC.

Prof. Claudio Alex Jorge da Rocha - Reitor do IFPA - Crédito Reprodução/IFPAProf. Claudio Alex Jorge da Rocha, Rector del IFPA, recibe chips en la institución | Crédito: Reproducción/IFPA

Eliani Neves, asistente social, miembro de la Prorrectoría de Educación y jefe del departamento de asistencia estudiantil y acciones inclusivas en IFPA explica que la mayoría de los estudiantes de la institución se encuentran en una situación de vulnerabilidad socioeconómica. “Sin duda, este proyecto es de suma importancia, es la democratización de la educación. Con la acción, hacemos posible que todos los estudiantes continúen sus estudios, logren el éxito académico y completen su curso. Que los estudiantes en situación de vulnerabilidad social, que viven en áreas más remotas, en la zona rural o en las regiones ribereñas puedan tener las mismas posibilidades educativas que el estudiante que vive en la zona urbana, donde el acceso a internet es más fácil”, defiende la asistente social.