6 consejos para gestionar lo imprevisible

- 27/11/2021

El futuro siempre es imprevisible y por más que diferentes frentes tengan la capacidad de medir o estimar sus resultados a largo plazo, los métodos y prácticas son las principales incógnitas para que lo nuevo se logre con éxito. Y, si en nuestro día a día siempre estamos considerando lo que nos depara el futuro, en la cultura organizacional de una empresa no es diferente. Al menos, debería ser así, Mario Rosa y Gino Terentim hablan sobre el tema en el Foro RNP 2020: encuentro con el futuro. 

A fin de cuentas, ¿Hay alguna forma de descubrir lo impredecible? O mejor dicho, ¿De qué manera innovar puede ser el método más asertivo de su empresa para el futuro? 

Para responder a estas preguntas Mario Rosa dio 6 consejos esenciales, así como, Gino Terentim explica la nueva era del "Y". ¡Revise! 

Liderazgo Dinámico como el Jazz

Mario Rosa, socio y responsable de Echos Laboratorio de Innovación  en Portugal, también Director de Associação Brasileira das Empresas de Design (ABEDESIGN), Brand Strategist y Design Thinker, analiza la forma cultural en la que las empresas y la sociedad se ven e interactúan, especialmente cuando se refiere al formato de liderazgo. 

En su discurso en el Foro RNP 2020, Mario trajo la analogía del director de una orquesta, comparando la misma estructura de comando y control que se usa en las escuelas, universidades, política, economía e incluso en el hogar, donde la potencia creada se concentra en el líder, “todas las construcciones, de un modo general, donde estamos insertados se basan en la misma estructura de comando y control”, explica.

Imprevisivel

Obtenga más información viendo la conferencia completa en nuestro canal de Youtube

En contrapartida al modelo de orquesta ejemplificado por Mario, propone una práctica más compartida, donde el liderazgo de una empresa está dispuesta a incrementar el grado de interactividad entre las personas y, así, navegar por la llamada “trayectoria de la innovación”. 

Y nada más dinámico y fluido que el Jazz. Huyendo de la arquitectura clásica, Mario muestra cómo el formato basado en la improvisación y en la agilidad (del Jazz) se puede visualizar en respuestas más competentes. "La improvisación no es hacer de cualquier manera, significa que el individuo es tan bueno técnicamente que puede usar otras informaciones del repertorio para crear cosas nuevas", explica. 

Por tanto, cuando pensamos en innovación, el miedo es siempre la respuesta inmediata. Miedo de romper culturas, modelos y planes. Así, uno de los aportes del discurso de Mario es precisamente cuestionar y estimular la reflexión sobre la forma en que se da la lógica de la innovación, es decir, a través de la interacción de las personas, que ya no se ajusta a los viejos modelos organizacionales, “Cuanto más control, menor será la capacidad de innovación”, señala.   

“Los planes son, de modo general, enemigos de la innovación” 

Lejos de olvidar los métodos y las planificaciones, innovar está mucho más conectado con la práctica como respuesta a lo que surge como nuevo y urgente. Para Mário, si seguimos repitiendo las mismas cosas, ¿Cuándo estaremos preparados para innovar? De esta forma, él afirma, "los planes son, de modo general, enemigos de la innovación si no están abiertos a actuar con lo que emerge".

Y, en un horizonte muy cercano, ya se están produciendo innovaciones. Para quienes lideran o ejecutan, los nuevos formatos instigan más allá de la capacidad de realizar un proceso, sino de comunicar una cultura de la que todos pasan a formar parte. 

Para ello, transformando la lógica, propone Mário, "La pregunta no es" ¿Cómo hago que la innovación ocurra?", sino "¿Cómo creo el contexto para que ocurra la innovación?". Y así, da 6 consejos esenciales para que pueda encontrar y construir respuestas en su cultura personal y organizacional. 

6 Consejos para un liderazgo dinámico:

1 - ¡Deje de estar a la defensiva y acepte el error!

2 - Diga más sí que no;

3 - Todos tienen su tiempo para hacer un solo;

4 - Lo lúdico es algo serio y rentable;

5 - Provocar las competencias de las personas;

6 - Improvisar es negociar. 

Por más “Y” y menos “O”, ¿Correcto Gino? 

Mientras pensamos en el cambio de la cultura de las empresas y su receptividad a la innovación, Gino Terentim, CEO de Gino Terentim, provoca el ejercicio de la transición de un estado a otro. “¿Cuánto tardaremos en un estado de transición para ser diferentes?”, cuestiona.

La diferencia en los modelos y en las respuestas de las transformaciones es clara y tangible a través de datos e informaciones. Como lo demostró Gino, hace 10 años se lanzó el primer video en YouTube, así como, conocíamos Orkut. De allá para acá, el cambio no solo en la comunicación, sino en la relación entre las personas ha tomado una dirección diferente y formatos diferentes. 

En esta misma lógica, liderar, gestionar e innovar parten del concepto de reinventarse. “Es mucho menos un cambio de cultura y es mucho más una cultura de cambio. Es mucho menos prepararse para un cambio y es mucho más estar siempre cambiando”, enfatiza. 

Una organización ambidiestra 

“El gran desafío de la era del "e" es ver las cosas con la visión del "y" y no con la visión del  "o". Es decir, dejemos de optar por las cosas y sí empecemos a posibilitar nuevas alternativas que se complementen y no se anulen. 

Para Gino, "una organización ambidiestra logra innovaciones revolucionarias, mientras mejora incansablemente la forma en que ejecuta el modelo de negocio, actúa y atiende a los clientes existentes". Al comprender qué es positivo e innovador para una empresa, se vuelve cada vez más fácil trabajar con la inserción del cambio y, en consecuencia, la gestión. 

Así como la transición de estados, Gino concluye con una transición metafórica. “¿Sabe cómo se siente la oruga cuando se convierte en mariposa? En ese momento de transición, lo que la oruga lo llama fin, el resto del mundo lo llama mariposa”.

 

 

 

;