Web sitio de Senado, el primer de una casa legislativa en Brasil completa 23 años

Web sitio de Senado completa 23 años
Crédito: Edilson Rodrigues/Agência Senado.

Por Mário Simões*

Hace 23 años, en junio de 1995, el Senado Federal publicaba oficialmente la primera página de internet del Legislativo brasileño. El senado.gov.br fue lanzado cuatro meses antes de la página del Senado de los EE.UU. y casi seis meses antes de la primera publicación del Senado francés en la red.

Al final de la mañana del día 5 de junio, un lunes, el servicio de procesamiento de datos del Senado (Prodasen) pudo movilizar el presidente de la Casa, a la época, José Sarney, para conocer la propuesta de la página de la institución en internet. Unos días después, por solicitud del parlamentar se realizaría una presentación abierta a todos los senadores.

El internet empezaba en Brasil. El 20 de diciembre de 1994, en comunicado, Embratel lanzó el servicio de internet comercial, en fase experimental que iría hasta abril de 1995. A partir de mayo, la RNP (Red Nacional de Educación e Investigación), cargada de cuidar de la web en el país, iniciaría su versión comercial.

Lea el texto completo publicado en Intranet del Senado Federal

Estaba abierta oficialmente el internet al mercado brasileño y su expansión vendría con la entrada en operación de los proveedores particulares, destaca Demi Getschko, director-presidente del Núcleo de Información y Coordinación del Punto BR (NIC.br), pionero de internet en Brasil y primer brasileño indicado al Hall de la Fama de Internet. Aún en el inicio, la red ya despertaba una grande curiosidad en la sociedad. En marzo del mismo año, había sido la cubierta de la revista Veja y objeto de reportaje en el programa Fantástico, de la TV Globo.

Cuando Armando Nascimento, quien era miembro del grupo responsable de la implantación del internet en el Senado llegó a la sala de comisiones de la Ala Nilo Coelho para hacer la presentación a los senadores, que Sarney solicitó, una primera sorpresa: 22 senadores le aguardaban.

- Hicimos la demostración y estaba todo bueno, así que el [senador José] Sarney nos pidió que accediera el web sitio de la Capilla Sixtina. Y el [senador Romeu] Tuma nos solicitó un acceso al FBI [Federal Bureau of Investigación, la policía federal norteamericana].

El alivio con la presentación exitosa dio lugar al miedo. Por precaución, habían combinado que Armando haría la presentación y el compañero João Holanda estaría al Prodasen para cualquier emergencia o necesidad de soporte. Antônio Carlos Ferreira da Silva, el Toninho, quien había desarrollado la página, también estaba tenso.

La página del Museo de Louvre, en Paris, era la grande referencia a la época y ofrecía imágenes de pinturas famosas de su acervo. Eligieron usar el Louvre en la demostración y, como medida de seguridad, la página del museo fue “Cacheada [almacenada en caché]”. “Cachear”, en la jerga del sector es bajar previamente, poner en la memoria cache, un dispositivo de acceso rápido, para evitar cualquier problema resultante del acceso en línea.

A la época el Senado tenía una línea dedicada de la Telebrasília a una velocidad de 2Mbps – actualmente, la banda de internet de la Casa es mil veces superior, con 2 Gbps. La RNP había dejado de atender solamente al medio académico para ampliar sus servicios de acceso a otros sectores de la sociedad y su capacidad de conexión internacional alcanzaba a 4 Mbps. Para tener una idea, actualmente solamente el backbone (la espina dorsal de la red) de la RNP que conecta el DF a SP es de 10 Gbps, es decir, una velocidad 2.500 veces más rápida que el vínculo internacional de la época.

Almacenar en caché la página de Louvre fue una acción para evitar cualquier sorpresa en el momento de la presentación, pero la demanda de los dos senadores obligó a Armando a salir del ambiente controlado. Antes de atender a las solicitudes, recuerda haber explicado sobre los límites de las conexiones y la capacidad de problemas con la señal y dificultades de acceso.

La consulta al Museo de Louvre saldría desde el Senado hacia la RNP, siguiendo hacia la Fapesp, en São Paulo, que se conectaba directamente al Fermilab, el laboratorio de física de altas energías especializado en el estudio de partículas atómicas, con sede en la ciudad de Batavia, en Illinois, en los Estados Unidos. Desde allá se conectaría a un servidor en Europa, probablemente ubicado en CERN (sigla para "Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire", en francés, Centro Europeo para la Investigación Nuclear), para, entonces, conectarse al sitio del Museo de Louvre. Y haría el camino de vuelta con informaciones de imágenes, que aún deberían ser procesadas por los equipos usados en la presentación.

Esos equipamientos, según Armando, eran “probablemente 386”. Sin embargo, “no estoy seguro” dice él. “Pero el Prodasen era cliente de Microsoft y tenía acceso a las versiones beta-prueba de sus productos. Para lanzamiento del internet, creo que ya estábamos utilizando el novísimo Windows 95”.

- La primera fue la Capilla Sixtina y después abrimos el web sitio del FBI. Afortunadamente pudimos acceder a las dos páginas sin cualquiera problema. Todo se pasó muy bien. La demostración fue exitosa y, desde entonces, fuimos trabajar para lanzar la página.

Unos días después, el 20 de junio, se publicaría la página del Senado antes de los web sitios de sus correspondientes de Latinoamérica; el 20 de octubre del mismo año se publicó la página del Senado de los Estados Unidos y la del Senado francés solamente el 6 de diciembre de 1995.

*Mário Simões es periodista y empleado de Prodasen hace 20 años.

Fuente: Agencia Senado